Siete consejos de preparación de comidas para un banquete festivo sin estrés

junio 12, 2017

Las bolsas y los recipientes con cierre hermético Ziploc® ayudan a que los buenos anfitriones envíen a los invitados de vuelta a casa con algunas excelentes sobras, pero los mejores anfitriones mantienen organizados los ingredientes incluso antes de que empiecen a cocinar. Imagínate organizar la mejor comida festiva, sin todo el estrés de último minuto. Adelántate gracias a estos consejos de preparación y vuelve a revisar tus recetas para ver qué puedes hacer de forma anticipada.

Utiliza los consejos que te brindamos a continuación para echar andar tu imaginación. Gracias a las bolsas y los recipientes Ziploc®, hay un millón de formas de organizarse. ¡Recluta a la familia para que se unan a la diversión y empiecen a cocinar!

1. Elabora un menú

Antes de dirigirse a la tienda o tomar un cuchillo, empieza por elaborar el menú de tu magnífica comida y reúne las recetas de cada plato.

CONSEJO

Las bolsas no solo sirven para mantener frescos los alimentos, puedes guardar todas tus tarjetas recetas de comidas festivas en una bolsa para refrigerios Ziploc® para protegerlas contra los derrames y las manchas. Utiliza la pestaña abrefácil para tomar una nueva receta y pasarla al frente cuando sea momento de preparar el siguiente plato.

2. Crea un cronograma de cocina

Haz una lista de cuáles son los ingredientes y las recetas que puedes preparar con antelación, ya sea que se trate del día anterior a cuando todo el mundo llega o poner las cosas en el congelador con semanas de anticipación.

CONSEJO

Evita los derrames pegajosos a medida que llenas tu refrigerador y el congelador, gracias a los recipientes – Ziploc® Twist ‘n Loc® podrás contar con un cierre que resiste los derrames.

3. Prepara los alimentos para congelarlos

El congelador ayuda que los alimentos duren más tiempo, por eso, puedes prepararlos con mucha antelación. Para preparar la corteza de un pie, mezcla la masa, extiéndela, presiónala en una bandeja para pie, coloca todo cuidadosamente en una bolsa para congelador Ziploc® y guárdalo en el congelador.

CONSEJO

Las bolsas para congelador Ziploc® bloquean las quemaduras por congelación y conservan el sabor casero distintivo.

4. Lava y prepara los productos frescos

A pesar de que no se pueden cocinar por anticipado todos los platos, puedes ahorrar tiempo para el gran día si preparas los productos con anticipación.

Éxito-en-el-Día-de-acción-de-gracias

CONSEJO

Lava, seca y recorta los vegetales, como habichuelas y repollitos de Bruselas, y guárdalos en una bolsa de almacenamiento Ziploc® para bloquear el aire y atrapar la frescura.

5. Ahorra espacio en el refrigerador

Tener las cosas pequeñas listas puede marcar una gran diferencia, pero no deberían ocupar mucho espacio. Usa recipientes pequeños Ziploc® para guardar especias y hierbas aromáticas picadas.

CONSEJO

Los recipientes Ziploc® están diseñados para apilarse. El diseño ahorra-espacio es fundamental cuando el refrigerador comienza a llenarse demasiado.

6. Hazlo un paso a la vez

Las pequeñas cosas son de ayuda. Empieza temprano con las recetas más largas, de varios pasos a fin de ahorrar tiempo después.

CONSEJO

Las papas peladas y cortadas pueden cubrirse con agua y refrigerarse utilizando un recipiente rectangular grande Ziploc®. Detener los derrames es sencillo, ya que el cierre a presión funciona con solo presionar la tapa.

7. Guarda los restos de alimentos

Encontrar usos para los restos de alimentos no solo es bueno para el medio ambiente (y tu economía), es posible que te ahorre un viaje a la tienda en caso de que hayas olvidado algunos ingredientes. El pan duro puede convertirse en un sabroso relleno y puedes hacer una sopa extraordinaria con los recortes de cebollas para el día después de la gran comida.

CONSEJO

Conserva las sobras y olvídate de las quemaduras por congelación con las bolsas para congelador Ziploc®. Etiquetas cada bolsa y guarda tus sobras en el congelador, gracias a las pestañas abrefácil agregar más a medida que preparas es algo sencillo, incluso con las manos resbalosas.