Tres técnicas sencillas para elaborar mangas

junio 12, 2017

Es más que una bolsa, es una máquina de glaseado que puedes fabricar tú misma. Con las bolsas de cierre hermético Ziploc®, es rápido y sencillo preparar los alimentos como una profesional y crear pastelitos coloridos, golosinas dignas de regalar y deliciosos bocadillos de chocolate. Utiliza esta técnica simple para descubrir un mundo de posibilidades en pastelería mientras el cierre Smart Zip Plus® evita que los ingredientes pegajosos se escapen por el extremo equivocado de la manga.

Cómo hacer una manga pastelera

Icing-Machine
  • 1

    Coloca una bolsa de almacenamiento Ziploc® en una taza grande para medir líquidos y dobla la parte superior de la bolsa por encima del borde de la taza.

  • 2

    Utilizando una cuchara, coloca el glaseado en la bolsa de almacenamiento Ziploc®.

Icing-Machine_IN2
  • 3

    Desdobla la bolsa, presiona para sacar el aire y usa el cierre. Presiona el glaseado desde la parte inferior de la bolsa y gira y sostén la parte superior para crear una forma de manga pastelera.

  • 4

    Corta la punta de la bolsa con unas tijeras, corta solo un poco para poder crear líneas finas o, de lo contrario, haz un corte mayor para crear líneas más gruesas. Empieza con algo pequeño, haz una línea de prueba y corta más de la punta si es necesario.

1. Espirales de pastelitos perfectas

Glasea pastelitos con estilo profesional.

  • 1

    Llena una bolsa de almacenamiento Ziploc® con el glaseado y corta un agujero grande en la punta.

  • 2

    Empieza a colocar glaseado desde el borde externo del pastelito y continúa con un movimiento en espiral hacia el medio, haciendo círculos de glaseado superpuesto.

  • 3

    En la parte central del pastelito, deja de apretar y levanta para que el glaseado quede en punta.

Consejo

Para perfeccionar su técnica, practica haciendo espirales sobre un plato limpio. Vuelve a abrir la manga utilizando la pestaña abrefácil, agrega las espirales de práctica y vuelve a cerrar para completar el glaseado de los pastelitos.

2. Pretzels coloridos cubiertos de chocolate

Máquina-de-glaseado_EN LÍNEA 4

Los pretzels cubiertos de chocolate para ocasiones festivas son fáciles de hacer y es sencillo crear diseños personalizados. Prepara estos bocadillos rápidos y sencillos para una fiesta o una comida a la canasta.

  • 1

    Baña palitos de pretzel en chocolate o chocolate blanco derretido.

  • 2

    Rellena una bolsa de almacenamiento Ziploc® con chocolate derretido (¡pero que no esté muy caliente!) o con dulces derretidos de colores y corta un pequeño orificio en la punta.

  • 3

    Dibuja líneas sobre los pretzels bañados

Consejo

Rellena varias bolsas de almacenamiento Ziploc® con diferentes colores o haz un acabado con chispitas antes que el chocolate se endurezca para darle estilo a tus bocadillos.

3. Frutillas rellenas de chocolate

Da vuelta las frutillas cubiertas de chocolate de adentro hacia afuera y evita terminar con los dedos pegajosos. Prepara las frutillas con antelación y mantenlas frescas en un contenedor Ziploc® dentro del refrigerador.

  • 1

    Lava, recorta y quita el centro de las frutillas frescas.

  • 2

    Llena una bolsa para sándwiches Ziploc® con crema de chocolate con avellanas y haz un corte pequeño en la punta de la bolsa.

  • 3

    Presiona la punta cortada de la bolsa contra la parte central de la frutilla y aprieta para rellenarla. ¡Voilà! ya tienes frutillas rellenas de chocolate.