Frituras de kale

Viajar es demasiado estresante. ¡Encontrar refrigerios saludables y económicos para la multitud hambrienta no debería estresarte más! He descubierto que con solo un poquito de planificación, puedo llevar refrigerios saludables donde quiera que vaya. Ya sea que viajes en avión, tren o auto, estas frituras de kale son aptas para viajes y completamente deliciosas.

Ingredientes

  • 1
    puñado de hojas de kale recién lavadas
  • 1

    limón
  • 1
    cda. de aceite de oliva extra virgen

Instrucciones

    • 1 Corta los tallos finos de cada hoja de kale. Las venas me resultan un poco duras, así que las quito con un cuchillo.
    • 2 Una vez que hayas quitado las nervaduras, corta la kale en pedazos más pequeños de aproximadamente 5 a 7.6 centímetros. No tienen que ser perfectos, ya que la kale se encogerá en el horno.
    • 3 Coloca los pedazos de kale en una bolsa Ziploc®. Luego, rocía con aceite de oliva y exprime un limón sobre la kale.
    • 4 Ahora, ¡la parte divertida! Sella la bolsa Ziploc® y mezcla bien el kale para cubrirla con el limón y el aceite de oliva. 
    • 5

      Cuando esté todo mezclado, distribuye el kale sobre una bandeja para horno y hornea a 300 grados durante 25 minutos o hasta que esté crocante.



      Fotografía de Nathan Michael